Deja un comentario

Cuando un tweet “desafortunado” te cuesta el trabajo


A primera vista las redes sociales son símbolo de libertad de expresión, pero sólo a primera vista. Es una técnica común en las empresas controlar el Facebook de sus empleados, un hábito que a veces ha costado el despido a algunos.

Por la misma regla de tres, las empresas en general y lo que nos ocupa: los medios de comunicación han despedido periodistas por usar Twitter de forma “inadecuada”. Algunos casos se recogen en un artículo de 10.000 Words del mayo pasado. Entre ellos resaltar el de la editora jefe de la CNN especializada en Medio Oriente, Octavia Nasr, que fue despedida por estas palabras: “Es triste oír hablar de la muerte de Sayyed Mohammed Hussein Fadlallah. Uno de los gigantes de Hezbolá que respeto mucho”. La cadena de televisión estadounidense consideró que “la credibilidad de Nasr como editora jefe en asuntos de Medio Oriente se había visto comprometida de cara al futuro”.  La falta de contexto de los mensajes del microblogging limitados por 140 caracteres permite que los tuits sean mal interpretados. Eso fue lo que le pasó a Nasr en julio del 2010.

Otros casos de despidos en el año pasado por usar incorrectamente el Twitter son dos periodistas del MSNBC, David Shuster y Markos Moulitsas que insultaron en la red a otros periodistas. El primero fue despedido por atacar a uno de otro medio y el segundo amonestado por también  insultar a uno del mismo medio.

Renee Gork  lo echaron de una emisora de radio de Arkansas donde trabajaba en agosto del 2010. Esta vez, por mostrar preferencias hacia un equipo de fútbol americano ante otro. Y Damian Goddard, periodista deportivo en Canadà, también perdió su trabajo en el Rogers Sportsnet por escribir un tuit en contra del matrimonio gay.

Al periodista en prácticas, David M. Oklay, que “mató” en Twitter a la actriz y cantante peruana Magaly Solier por error, lo echaron de la cadena de televisión Canal N a pesar de que la misma actriz perdonara al becario.

Parece ser que la red de los 140 caracteres es menos inofensiva de lo que se pudo creer al principio y cada día más poderosa. Un hecho que no se les escapa a los medios de comunicación. Por una parte, ven Twitter como una vía de expansión y animan a participar a sus periodistas, pero por otra, creen cada día más necesario empezar a establecer unas normas de comportamiento para controlar los tuits de sus empleados. No vaya a ser que muestren una opinión contraria a la del medio…

El siguiente post de Periodistaentwitter se ocupará precisamente de este último punto centrado en las agencias de noticias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: